pincha aqui para escuchar en tu celular

HAGEN

HÄGEN, es probablemente una banda de las contadas en la Argentina que cierta mutación padece entre sus integrantes. Pero nada malo por cierto, ya que para este, su primer disco de estudio (descontando su Demo), justamente tiene como dato de color que en su gran mayoría, parte de la banda en cuestión, destinan sus tiempos a componer para otras bandas de renombre. Algunas de estas lógicamente son más under’s que otras, pero al fin y al cabo, la “x” de la cuestión es como los cinco integrantes tienen la chance de componer y crear un proyecto como este, que poco tiene que ver con su par paralelo. Más allá de esto, que tomo como llamativo, la banda practica heavy/power metal, de pura cepa, pero no cuadrado. HÄGEN es una banda de heavy metal, con una clara plataforma power, pero poseedora de una gran melodía, donde los solos de guitarra mucho de esto lideran. Pero bueno, primero debemos posicionarnos sobre su fundación como tal. A tal fin, la historia cuenta que la banda nace a mediados de 2007, como un proyecto de Diego Vera (guitarrista, actual de BOANERGES) y Daniel Fleitas (baterista). De ahí en adelante la banda sufrió cambios en sus vocalistas, bajistas y guitarristas, pero siempre siguió al frente. En el 2011 la banda comienza nuevamente la búsqueda de músicos, y la pre-producción y grabación de su primer CD, a cargo del propio Diego Vera, quién ofició como productor justamente de “Contra la Corriente”. Bajo este contexto fue así, que la banda comenzó a reemplazar esas ausencias, y lo hizo con el bajista Germán García, David Latorre en las voces (ex LÖRIHEN, HELKER, y actual de UNK NOWN) y por último la llegada del guitarrista Juan Manuel Ocampo (VODKKA, FHEDRA y actual de RENACER), que participa como invitado en la grabación del disco y quien decide después quedarse.

Estas uniones y desuniones harían honor a esto que denominé al principio, en una especie de banda que se formó por azar quizás, pero que sus miembros han sabido entenderse, tirar todos para un mismo lado y llegar al año 2014 con un disco nuevo bajo la gaveta. El mismo es independiente, no hay sello que lo haya editado, pero si una serie de sponsors que los apoyaron y es válido destacarlo, más cuando hablamos de una banda venida del under. Si bien el disco tiene ese aire de rústico y casero, estamos ante un CD que posee un diseño y una presentación interesante. El arte de tapa diseñado por el también músico, Rodrigo Gudiña -ARIADNA PROJECT y otros- es muy grato y refleja mucho de lo que las letras relatan; por otro lado, el trabajo fotográfico realizado por Diego Ríos en el interior del ya clásico “librito” también es destacable y demuestra que la banda no solo se ha ocupado de lo musical. Y si tenemos que posicionarnos desde el punto de vista musical podemos decir como primera medida que el disco goza de muy buen sonido. Está bien producido, más aún cuando este es un trabajo hecho muy a pulmón en el seno de la banda, liderado por Diego, como dijimos anteriroemente. Desde la intro inicial, que en coincidencia da nombre al disco, hasta “Subsistencia”, la placa es uniforme y no tiene baches. Respira mucho de lo que son las influencias personales de los músicos, pero a la vez, dejan su sello compositivo en cada nota que arrojan. “Volveré” sin ir más lejos, es una apuesta clara de la banda en arrancar con es garra. Y les da sus frutos.

Hay un doble bombo que nunca merma, y a la vez, guitarras que entre filos y riff’s trabados, que marcan una estructura digna. Vamos a ser recurrentes durante el resto de la placa, pero se denota un trabajo grupal, nadie se luce por encima del resto, y muestran ser una banda contundente y que va al grano. David afina muy bien y va al frente, quien aduce poseer mayor afinidad por los tonos agudos, más que por los graves, quedándole muy bien a la propuesta. Si bien estamos ante un disco, donde la mayoría de las canciones superan los cinco minutos, este no aburre. “El rostro de la mentira” refleja esto último. La canción posee un estribillo muy copado, de esos que rozan lo pegadizo y los riff’s recurrentes la dan un clima de mucho poder a la banda. Siempre de bases firmes desde el fondo traídas por su bajo y los parches en canciones como “Red de vacío”, los presenta también como una banda con una cuota melódica interesante. Los incesantes solos de guitarras a dúo que presenta la canción, como los chillidos de las guitarras entre nota y nota a lo ZAKK WYLDE, los mimetiza por momentos con algo del otro presente de los violeros con sus respectivas bandas, pero nada que influya en la propuesta. Si estabas buscando de un disco de canciones medio tiempo, o lentas, melódicas y melosas, olvidate hasta esta parte del disco. HÄGEN es una banda que está empedernida, que con el transcurso del propio el disco, este suene más y más fuerte, y lo hacen a través de la conjunción de tres fuerzas: los riffs de las guitarras, un doble bombo incesante y los gratos cantos de David intercalados por solos de muy buena calidad. Canciones como “Rey grande” o “En tu mirada” atraviesan estos pasajes, y no dan vuelta la hoja para atrás. “Mercenarios del miedo” redobla todos estos esfuerzos y lo hace a través de una plataforma de heavy más moderno aún, bien elaborado, del que no aburre y del que probablemente haga que muevas tu cabeza al compás de las melodías creadas. Para el tramo final del disco aparecen canciones un tanto más power, como “Tu salida”, la cual sigue siendo fiel a la propuesta del disco y hace que el mismo no decaiga.

En cierto momento vi aparecer la figura ensamblada en algún canto de Don Bertoncelli, que si bien no participa del disco, ha sido una influencia a mi entender en la gestación de la voz líder del grupo. Los guitarristas también van dejando lo suyo e intercambian solos de guitarra en todo momento. Los mismos están muy bien pensados y coordinados, más allá de que exista una mezcla de por medio. Doy fe, he visto a la banda en reiteradas oportunidades y eso es lo que terminan transmitiendo. Para ya casi el cierre llegan también canciones como “Dentro de tu ser” reflejando melodías medio tiempo y bajan un cambio al álgido y caldeado disco. Probablemente era necesario cortarlo de una manera y entiendo lo lograron.  Poco les duró la tranquilidad y vuelven a arremeter con “Grito en la noche” para cerrar la placa con “Subsistencia”. Ambas están sobrecargadas de energía y reflejan poco de parecido al resto igual. Por sobre todo la última, cual encumbrada por los sonidos de repelentes china’s iniciales, dejan un hasta luego desde los parlantes. Resulta llamativo, como músicos de diferentes orígenes, con bandas paraleles que poco se parecen a lo que ejecutan en este proyecto, pueden mimetizarse y disfrutar componiendo. Muchas veces no es un fácil para un músico tener la chance de cambiar el chip, pero si te sirve de ejemplo, esta banda lo ha logrado.

Autor: Hernán Mazón para Metal-Daze

Contacto con la banda: https://www.facebook.com/hagenmetaloficial

Se agradece a Juan Manuel Ocampo por la facilitación del material.

Fuente: http://webzine.metal-daze.com

 

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>